¿Qué gastos son deducibles de la actividad profesiona?

<< Volver al Blog
29.02.2016 La Administración tributaria está siendo especialmente activa en las comprobaciones tributarias a contribuyentes que desarrollan una actividad profesional, centrando sus investigaciones tanto en el ámbito del I.R.P.F. como en el del I.V.A. Es por ello que creemos útil intentar definir qué gastos son deducibles en esos dos tributos. En esta Newsletter nos centraremos en el IRPF, para hacerlo en el IVA en nuestra próxima Newsletter.

IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FISICAS

La normativa del IRPF se remite a la del Impuesto sobre Sociedades, por lo que los requisitos exigibles para que el gasto sea deducible serían los siguientes:
a. Que los gastos se encuentren convenientemente justificados.
b. Que se imputen a la base imponible del periodo impositivo en que se hayan devengado.
c. Que estén vinculados a la actividad económica, y relacionados con la obtención de ingresos. Esto es un tema de prueba, que recae en el contribuyente.
d. Que se encuentren registrados en la contabilidad o libros registro.
De los requisitos anteriores se deduce que los problemas de deducibilidad los vamos a tener con aquellos gastos que, por su naturaleza y características, bien podrían ser gastos de la actividad profesional como gastos de la vida privada del contribuyente.

1. Gastos relacionados con la vivienda.

Se debe distinguir:
1.a. Gastos asociados a la titularidad del inmueble (IBI, amortización, seguro, tasa de basura, seguro de responsabilidad civil de la vivienda, etc.): Se pueden deducir proporcionalmente a la parte de la vivienda afectada a la actividad y a su porcentaje de titularidad en el inmueble. Esto es así porque la Ley permite la afectación parcial de los bienes divisibles, siempre que la parte afectada sea susceptible de un aprovechamiento separado e independiente.
1.b. Gastos de suministros (agua, luz, gas, teléfono, alarma, internet, etc.): No son deducibles como regla general, si bien una reciente resolución del TEAC (Tribunal Económico Administrativo Central, de fecha 10 de Septiembre de 2015) ha establecido su posible deducibilidad, si bien la misma no puede basarse, sin más, en un criterio proporcional en función de los metros cuadrados, sino que sería necesario además tener en cuenta las horas de trabajo efectivo durante los días laborables. En particular, en cuanto al teléfono móvil sólo sería deducible si se utiliza exclusivamente para el desarrollo de la actividad económica, lo que se puede probar con el detalle de las llamadas efectuadas y recibidas.
En el supuesto de vivienda arrendada, el contribuyente puede deducir el gasto correspondiente a las rentas satisfechas por el arrendamiento de la misma que proporcionalmente corresponda con la parte de la misma exclusivamente afecta a la actividad.

2. Gastos derivados de la utilización del vehículo.

Regla general: En base al artículo 22 del Reglamento del IRPF, no son deducibles si se trata de vehículos utilizados para la actividad y para fines privados, ya que la afectación requiere exclusividad, al tratarse de un elemento indivisible. Es decir, no cabe la afectación parcial. Como excepción, aquellos supuestos tales como vehículos afectos al transporte de mercaderías, de viajeros, enseñanza de conductores, agentes comerciales.
Si bien la Administración y los tribunales administrativos siempre van a aplicar esta regla general, los tribunales de Justicia, en algunas ocasiones, han sido un poco más condescendientes y han admitido la deducibilidad de este tipo de gastos si se daban ciertas condiciones de uso y siempre que puedan probarse. A tal efecto, conviene tener presente determinadas circunstancias que pudieran tener incidencia a efectos probatorios:
- Modelo de vehículo. Los vehículos de alta gama, por sí mismos, se entiende que siempre satisfacen necesidades privadas, total o parcialmente.
- Existencia de otros vehículos no afectos a la actividad destinados al uso particular y que sean titularidad del contribuyente.
- Que la actividad desarrollada requiera desplazamientos y que el contribuyente pueda justificarlos. Así, por ejemplo, será difícil poder decir, en el caso de un dentista con consulta privada, que su vehículo se utiliza sólo para fines profesionales, pues su profesión no requiere desplazamientos (los clientes van a la consulta).
- Que los gastos asociados al vehículo sean necesarios para el desarrollo de la actividad y para la obtención de los rendimientos, y no meramente convenientes.
- Justificación de los lugares y fechas visitados con motivo del desplazamiento y kilómetros recorridos.

3. Comidas, viajes, hostelería y restauración.

Se pueden considerar deducibles si se prueba que están relacionados con la actividad desarrollada, y vienen exigidos por ésta. Además de que estén justificados con el documento correspondiente. La Administración tiene en cuenta que el importe del gasto no sea desorbitado o excesivo, e incluso se llega a remitir a la normativa de las dietas exentas de gravamen que opera en el ámbito de los rendimientos del trabajo. En definitiva, la prudencia aconseja deducir sólo aquellos gastos que, además de justificados, tengan que ver realmente con la actividad que se desarrolla y que requiere un desplazamiento, una comida, un hotel, un restaurante. Gastos, que, normalmente, se devengarán durante la semana laboral, y no los fines de semana (a no ser que se pueda probar lo contrario).
4. Ropa / vestimenta de trabajo
No es deducible, a no ser que la ropa tenga el carácter de específica para la actividad desarrollada. Así, por ejemplo, sí es deducible el gasto derivado de la compra de una “toga” por parte de un abogado; o una bata de una farmacéutica.
5. Cursos de formación
La deducibilidad del gasto se hace depender del principio de correlación de ingresos y gastos, y de la exigencia de los mismos para el desarrollo de la actividad.

Carles Corbera.

Patrimonia Advocats i Economistes.


Barcelona

Via Augusta, 118 Baixos

Barcelona

Fontanella, 17 Pral

Alella

Balmes, 7 Baixos

Teléfono comercial

934 124 848
© 2018 MASIFILL Patrimonia. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Política de cookies
by WM & DF