Recuperar el dinero invertido en preferentes y otros instrumentos bancarios ¿Aún estamos a tiempo?

<< Volver al Blog
04.12.2015 Mucho se ha debatido sobre el plazo para interponer reclamaciones y recuperar el dinero invertido en acciones preferentes, y diversas han sido las respuestas. Pero todas ellas coinciden casi sin excepción en que aún estamos a tiempo de presentar la reclamación.

Desde que las primeras demandas judiciales planteadas por clientes de entidades bancarias que habían suscrito preferentes llegaron a los tribunales, las entidades bancarias han venido argumentando en la mayoría de los casos que la acción para plantear la reclamación habría caducado.
Defienden dichas entidades bancarias, lógicamente en su provecho, que el artículo 1301 del Código Civil establece un plazo de cuatro años para solicitar la nulidad de los contratos. Y que dicho plazo es de caducidad, y no de prescripción (es decir, que las posibles reclamaciones anteriores realizadas por ejemplo vía burofax, no interrumpirían el plazo).
Siguiendo con esta exposición, las entidades bancarias defienden que los cuatro años deben de empezar a contarse desde el momento en que se suscribió el contrato de adquisición de acciones preferentes. En la mayoría de los casos, entonces, la acción estaría caducada y el cliente ya no podría optar a reclamar la nulidad y consiguiente devolución del dinero invertido.
Sin embargo y de forma casi unánime los tribunales han rechazado esta argumentación. Y en especial desde que la Sentencia del Pleno del Tribunal Supremo de fecha 12 de enero de 2015 concretó cómo aplicar dicho plazo.
Atendiendo a la compleja realidad social actual y a la complejidad de los instrumentos financieros estudiados, así como al tipo de contrato, de tracto sucesivo, se establece ya sin género de duda que los cuatro años no pueden empezar a contar hasta que el cliente tuvo conocimiento de las causas de nulidad. Es decir, cuando pudo ser consciente del perjuicio que se le había causado por el tipo de producto comercializado por el banco.
En la mayoría de los casos, esa fecha puede estar cercana, dado que por ejemplo el canje de preferentes por acciones se realizó en múltiples supuestos a mediados del año 2013. O fue en abril de 2013 cuando el FROB publicó las instrucciones para someter a arbitraje los conflictos entre entidades y clientes.
Existen argumentos, y de peso, para defender que aún más allá de los cuatro años que finalizarán durante 2017 se podría plantear una acción de nulidad y recuperar el dinero. Pero la prudencia aconseja no dejar pasar este plazo y asegurarnos que la reclamación se presenta correctamente.
Por ello aconsejamos a quienes aún no lo hayan hecho que se asesoren debidamente y reflexionen acerca de la conveniencia de presentar las reclamaciones judiciales. El porcentaje de éxito es muy elevado.

Francisco Perelló
Abogado. Socio fundador de Patrimonia Abogados y Economistas.

Barcelona

Via Augusta, 118 Baixos

Barcelona

Fontanella, 17 Pral

Alella

Balmes, 7 Baixos

Teléfono comercial

934 124 848
© 2018 MASIFILL Patrimonia. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Política de cookies
by WM & DF